29 de marzo de 2005

La música me molesta en el metro
Fernando del Alamo.

Quisiera contestar a Cristina R. que afirma que si la mayoría está contenta con el hilo musical no debería quitarse, argumentando
estadísticas de dudosa procedencia. Lo que parece que no entienden los defensores del hilo musical es que no poner música no molesta a nadie y poner música molesta a mucha gente. No hablemos del martilleo de publicidad que recibimos en las estaciones del metro. Al paso que vamos, tendremos que ponernos tapones en los oídos para utilizar el transporte público. TMB debería invertir el dinero en mejorarlos y no despilfarrarlo, por ejemplo, en inútiles hilos musicales.


tornar tornar