27 d'abril de 2004

Combatir el ruido

La teniente de alcalde Imma Mayol, que dirige la batalla contra el exceso de ruido en Barcelona, dice que no esperemos milagros, “ya que combatir el ruido precisa de cambios de comportamientos que llevan años, al menos diez”. Podrían empezar por librar una escaramuza en el metro con un doble objetivo: cortar de cuajo la música ambiental que segrega la megafonía y reducir al silencio absoluto los televisores de los andenes. Sin necesidad de ningún milagro darían un ejemplo que anticiparía en algunos años los deseables cambios de comportamiento.

MARTÍ VILAGRASA
Barcelona

tornar tornar