26 de setembre de 2003

El metro se lleva la palma

He podido comprobar personalmente que hay estaciones de metro en las que prácticamente se cuela uno de cada tres o cuatro pasajeros, y que por lo general son turistas extranjeros, otros inmigrantes, y jóvenes autóctonos
españoles altos que como norma saltan por encima o por debajo de los tornos de acceso. En algunas estaciones, es exagerado, demasiado, y produce desánimo entre los ciudadanos que cumplen con sus obligaciones en taquilla,
por la evidente falta de equidad y de justicia que ello supone. No puedo comprender tampoco que el Ayuntamiento y la Empresa hayan aumentado el nivel de contaminación acústica con las pantallas pequeñas, y también con unas
grandes pantallas que nos martillean sin piedad los oídos a todos sin excepción, sin haberlo solicitado, con sus anuncios y noticias, pretendidamente de interés, a todo volumen, en vez de dejar tranquilos a los pasajeros.

Eduardo de Prado.

tornar tornar