19 de febrer de 2004

Ruido que sobra en el metro

Ahí va una reflexión para el señor Julivert en relación a su carta sobre Canal Metro. Para soportar la espera en el andén usted se divierte con los videoclips de los televisores. A mí me gustaría divertirme leyendo, pero el sonido de los televisores me lo impide, ya que me bloquea las sinapsis neuronales. Yo no le impido mirar las imágenes obligándole a leer en mi libro. Ni se lo leo en voz alta. Pero usted me obliga a oír los sonidos que producen las imágenes. Claro que la culpa no es suya, sino de TMB, que estropea nuestra convivencia poniendo música donde debería haber silencio.

M. MONTSERRAT RODRÍGUEZ
Barcelona

tornar tornar