Vivir
 
  Catalunya
 
2 min
 
  Series
Catalunya ciudad
Catalunya ciudad
 

TARRAGONA
Mapas de ruidos

Con motivo de cualquier fiesta el Consistorio concede permiso para ruidos atronadores  

OLGA XIRINACS - 22/03/2006


Los hermosos perales en flor, recién plantados en la calle del Gasòmetre de Tarragona, predisponen a la indulgencia y a la pausada contemplación entre el tráfico intenso de la vía recién modelada. Al mismo tiempo, el 27 de febrero del 2006, el Diari de Tarragona anuncia: "Medi Ambient se pone las pilas. El Ayuntamiento de Tarragona elabora el mapa de contaminación acústica de Tarragona", (la redundancia no es mía). Ilustra la noticia un plano con las situaciones de mayor contaminación acústica. Y también anuncia que 6.000 (seis mil) puntos de luz incumplen una normativa ya promulgada hace dos años.

Como dijo el tanguista con acierto, "flaca memoria la del tiempo...". Nuestro Consistorio olvida sus asuntos con mucha facilidad. Según cuáles, claro. O quizá el escaso presupuesto haya impedido adquirir las pilas necesarias, porque Medi Ambient las necesita potentes en nuestra ciudad, incumplidora de cualquier norma cívica. Escribo esto porque el 2 de octubre del 2003 el Diari publicó ya el mismo mapa, señalando las mismas zonas de contaminación acústica de Tarragona y anunciando que el ruido en las ciudades será perseguido.

Llovió o no llovió mucho desde entonces. Y puede que dentro de tres años, entre olvidos y descuidos, el Diari vuelva a publicar el mismo mapa explicando por qué Medi Ambient no encontró aún sus pilas neuronales. Ya pueden llover chuzos de punta, porque con motivo de cualquier fiesta de tres al cuarto o de gran tronío, es el Consistorio el primero en conceder permiso para ruidos atronadores. El último y vergonzoso, los ensordecedores decibelios de las comparsas de carnaval rozando los muros del hospital de Santa Tecla. Gran sensibilidad la de Medi Ambient. A nuestras preguntas al respecto de ruidos varios, la respuesta siempre es la misma: "Tienen permiso municipal". Pues qué bien. ¿Esquizofrénicos? ¿Pagan un mapa de ruidos para incrementarlos? ¿Dicen que "persiguen" los ruidos y son ellos quienes los organizan y conceden permisos?

Hoy no voy a hablar de los perros in extenso, porque las normas cívicas son papel mojado. En el flamante paseo de las Palmeres siguen los impresentables dueños y dueñas subiéndolos al césped como un reto, a ver quién es más cerdo. Nadie vigila ni reprende. Medi Ambient sin pilas. Suerte de los peralitos en flor, y ésta es una lanza a favor de la brigada municipal de jardineros.



 
LA VANGUARDIA, el diario más vendido en Catalunya  
Copyright La Vanguardia Ediciones S.L.
All Rights Reserved - Aviso Legal - Contacte con nosotros - Publicidad